EL HUECO

Este blog como lo indica su nombre, es un hueco por el que trataré de filtrar información que la tiranía que ejercen los medios con su uniformidad de mensaje, no nos permiten conocer y menos aún analizar. Espero que en esta lucha no esté solo, ya que siento la obligación moral de hacerla igual. Mandame tus notas, comentarios, opinines, cualquier colaboración en esta línea es de vital importancia. Hoy como nunca los medios nos tapan la información con más información. Por ello y como dijo Rodolfo Walsh: “Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente.El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”.



jueves, 23 de mayo de 2013

LOS BUITRES DE ADENTRO

En los últimos días salió a la superficie una noticia de gran importancia para comprender quién es quién en la efervescente sociedad argentina. Y, como era de esperar, tuvo escasa -cuando no nula- trascendencia en los medios que se autodefinen como “independientes”.
Tres de los blogueros más prominentemente anti-K y convocantes al último cacerolazo, conocido como 18A, visitaron el último 22 de abril la ciudad de San Pablo, en Brasil, convocados nada más ni nada menos que por la American Task Force, la ONG neo-liberal que representa los intereses de los fondos buitre litigantes en Nueva York contra el Estado Argentino. Ellos corrieron con todos los gastos de traslado -en avión, obvio- y estadía de Yamil Santoro (fundador del ignoto Partido Liberal Libertario, hoy en las huestes de Patricia Bullrich), Luciano Burgallo (administrador del grupo de Facebook “El Cipayo”, uno de los más decididamente anti-K de la red) y Maximiliano Mai (conocido por “colarse” en la Casa Rosada con una bandera que decía “2015 va sin K #18A”), los tres activistas opositores y a quién no les pareció extraña una invitación de un grupo financiado por, entre otros, Elliot Associates, el fondo buitre de Paul Singer, fondo de 15.000 millones de dólares que litiga ante el tristemente famoso juez Griessa en contra de nuestro país.
A veces, las consignas y la pose son patéticas
Ante la trascendencia del viaje Santoro trató de justificarse diciendo que “disculpen si consideré interesante ir a conocer San Pablo invitado por alguien que quiere charlar conmigo”, como si hubiese ido a Disney invitado a charlar con el Pato Donald. Lo cierto es que los buitre querían saber “en que podían ayudar” a los blogueros caceroleros en una clara referencia a una ayuda económica para financiar sus actividades. Siguiendo la lógica de “a río revuelto ganancia de pescadores”, los buitres no escatiman recursos a la hora de ir en contra de los intereses de los países que ponen en su mira para esquilmar.
Otra vez, el hoy precandidato por Unión por Todos, trató de dar una pátina de candidez al viaje afirmando que “no conocía quienes eran los de ATEA” y que por ello “no tenía claro si el encuentro era para charlar sobre un posible financiamiento o por una cooperación con organismos pro-democracia y de defensa de los derechos humanos”.
Justamente, nada más alejado a los buitres que la democracia y los DDHH, el cándido Santoro nos quiere hacer creer que creía que lo invitaban a él y a sus amigos (luego de que los buitres desembolsaran por ello unos 5.000 dólares de gastos) a una reunión para discutir el futuro de los osos panda o el tratamiento de la basura contaminante de los parques nacionales.
Tanto Burgallo como Mai trataron de despegarse del tema atribuyendo a Santoro la organización del viaje, tratándonos de idiotas por creer que un conspicuo bloguero, conocedor de una internet que nos acerca a las narices la información global, como para ni siquiera sospechar las intenciones de la jugosa invitación.
Incluso, el creador de “El Cipayo”, trató de excusarse alegando que “fácilmente tengo diez reuniones por semana por los cacerolazos” y que “la idea era intercambiar opiniones y saber cómo nos veían desde afuera”. Nada de que fueron a buscar guita ni nada por el estilo. Ni tampoco de aceptar que sabían quiénes los habían invitado y para qué. Menos que se les ocurrió desconfiar de una reunión convocada por quienes litigan contra su propio país.
El nivel del gorilismo no es lo que era 
Hasta inclusive justificaron en parte el reclamo de los buitres al afirmar que “… es muy berreta hacerse el guapo con quienes defalteas porque no hace lo que querés”, y que “es como putear a una mina a la que invitaste a salir porque te dijo que no, si no te gustaba, no la hubieses invitado a salir, después hay que bancársela”.
A pesar de que los tres afirmaron no haber aceptado el convite, realmente creo tener el derecho a desconfiar de este tipo de gente. O son muy idiotas, o muy corruptos, y el país (y su gente, entre ellos los que arrean a los cacerolazos) les importa un pito mientras alguien rellene un poco sus bolsillos. Mintieron antes cuando afirmaron ser ciudadanos independientes sin intereses políticos (lo criticable es la mentira pues no me parecería mal que dijeran que son militantes), dando un mensaje a la sociedad en línea con los medios de que la militancia política es algo sucio y mienten también ahora. Me rehuso a comprar el cuento que nos quieren vender de su amor por la democracia y la república. Es como el lobo cuidando a las ovejas.

Kirchner soñó con que “florezcan mil flores” pero tenemos que saber que también necesitamos jardineros que nos enseñen a reconocer las malas hierbas. Así, después no nos joden el jardín.

QUIEN ES QUIEN EN ESTE ASUNTO (Hacer click en las imágenes)





1 comentario: